Masaje Ayurvédico Mujeres Embarazadas

Todos y cada uno de los tipos de masaje poseen distintos objetivos y tienen en común una serie de beneficios que se verán reflejados en la persona que adopte un tratamiento alternativo, especialmente cuando se trata de masajes relajantes. Por ejemplo se notará una mejora en el color y la tonalidad de la piel debido a que durante la práctica del masaje se eliminan células muertas, oxigenando la circulación sanguínea; también produce una mejora notable en la respiración, la cual se vuelve mucho más profunda y lógicamente más calmada. Este tipo de masaje ayuda a la mejora de la circulación sanguínea y esto se debe a que provoca que el transporte de nutrientes y oxígeno a las células y la eliminación de desechos celulares, sea mucho más eficiente.

Otro de los beneficios más notable es que generalmente cuando recibimos la atención de este tipo de masaje el descanso nocturno es mucho más profundo, además de que se agiliza la eliminación de toxinas junto con la digestión y ayuda a alcanzar una relajación general. Estos beneficios son aplicados fundamentalmente al funcionamiento y rendimiento físico, pero en su mayoría, este masaje suele también proporcionar beneficios a nivel psicológico como, la reducción del estrés, la relajación de la mente, la ansiedad y sus efectos. Ayuda mucho a mejorar los pensamientos positivos de la mujer y a aumentar la energía, vigorizando todos y cada uno de los sistemas correspondiente al cuerpo, mediante la reducción de la fatiga.

Un tratamiento periódico de masaje ayurvédico ayudará a mantener un cierto nivel de relajación en cuanto a la mente y al cuerpo, además de mejorar considerablemente tanto el aspecto físico como los niveles de energía ya que no se la empleará inconscientemente para mantener al cuerpo estresado y tenso. Este aspecto cobra vital importancia cuando nos referimos al embarazo, que es una etapa de cambios, adaptación, energía y emociones nuevas tanto para la madre como para el bebé.

En Ayurveda el uso de aceites vegetales en el masaje es de fundamental importancia, sobre todo para equilibrar los doshas. Todos los aceites vegetales tienen óptimas propiedades y beneficios distintos tanto para hidratar como nutrir la piel. Según las características y cualidades intrínsecas del aceite, vamos a elegir uno u otro tipo para nuestro tratamiento. Debemos de tener en cuenta que cualquier producto que usamos para la piel será absorbido y digerido, por lo tanto pasará al riego sanguíneo. Si usamos aceites vegetales de buena calidad y sobre todo de primera presión en frío, estos no solamente beneficiarán la piel, proporcionándole una mayor elasticidad y brillo, si no también todos los nutrientes resultaran útiles para el cuerpo de la madre y la salud del bebé.

El aceite en el masaje no solo permite que las manos puedan deslizar sobre la piel, previamente calentado nos dará también la placentera sensación al tacto y el masaje resultara más suave y envolvente.

 

Entre los aceites vegetales más usados podemos utilizar el de Sésamo, el tradicional del masaje ayurvédico en la India u otros aceites vegetales de buenas propiedades como el de Almendras (virgen) y de Girasol.

Beneficios:

Alivia los dolores de espalda

Ayuda a combatir y eliminar la depresión o la ansiedad que algunas veces acompaña el embarazo.

Reduce las venas varicosas y combate la formación de estrías.

Regula los movimientos intestinales.

Ayuda a eliminar el cansancio ya que proporciona un gran aumento de la energía.

Ayuda a aliviar malestares musculares como calambres, tensión muscular, rigidez y otros.

Ayuda a una menor retención de líquidos.

Provoca sensaciones placenteras y ayuda al abandono como practica para el parto.

Mejora la comunicación no verbal entre la madre, la pareja y el bebé.

 

Consultar el precio de la sesión de masaje en la sección Tarifas Ayurveda 2018


Contáctanos por este producto/nota